Encuentro nacional por la recuperación de nuestro petróleo y demás recursos energéticos

Neuquén, 15 de noviembre de 2008

 

En la Ciudad de Neuquén, en el Centro Provincial de Enseñanza Media Nº 53, 25 organizaciones de 7 provincias de nuestro pais, en el marco del Encuentro Nacional por la recuperación del Petróleo las organizaciones, ciudadanas y ciudadanos presentes manifiestan su voluntad de fomentar la constitución de un Plenario Nacional por la Recuperación de Nuestro Petróleo y los demás Recursos Energéticos y para unificar las luchas que vienen llevandose a cabo en todo el País con ese mismo objetivo.

 

Las organizaciones firmantes sostienen que los recursos energéticos como los hidrocarburos, la electricidad, los minerales como el carbón y los nucleares:

 

·         Tienen carácter estratégico y deben ser puestos al servicio de un proyecto de desarrollo nacional soberano.

 

 

Los firmantes denunciamos el fracaso de las políticas privatizadoras y extranjerizantes que llevan adelante el gobierno nacional y los de las provincias, como así también todas las extensiones de las concesiones energéticas llevadas a cabo en el País, especialmente en materia de recursos no renovables.

 

Planteamos la necesidad de un cambio en la política nacional, que con urgencia recupere el control de su renta y su explotación por parte del Estado, sin trampas ni falsa “Argentinizaciones”

 

En función de lo enunciado se propone:

 

1.       Nos unimos en la consigna “Recuperemos nuestro Petróleo, volvamos a  la YPF de Mosconi”

2.       Basta de despidos y suspensiones en la Industria, que la crisis la paguen las multinacionales y  no los trabajadores

3.       Libertad a los presos de Las Heras

4.       En los yacimientos SOMOS TODOS PETROLEROS. No al convenio UOCRA-Yacimiento.

5.       Que la Justicia Federal dé mayor impulso a la causa penal Nº 8568/99 presentada por ex trabajadores de YPF, donde se investiga la venta dolosa de YPF a manos de Repsol.

6.       Denunciar como  una política colonialista la decisión del Reino Unido de considerar como “territorios de ultramar” pertenecientes a la Unión Europea a nuestras Islas Malvinas y demás Islas del Atlántico Sur. Como asimismo su pretensión de extender su pretendida soberanía a 350 millas, en zonas donde presumiblemente hay importantes reservas petroleras.

7.       Realizar acciones en todo el país con una jornada nacional de lucha el próximo 13 de diciembre de celebración del día del petróleo

8.       Invitamos en cada provincia y jurisdicción a la creación y funcionamiento de movimientos, plenarios, coordinadoras locales que se sumen a este objetivo.

9.       Convocar a un próximo encuentro en el mes de marzo de 2009 en la ciudad de Mar del Plata.

10.   Repudiar las prórrogas de concesiones hidrocarburíferas que lleva adelante el Gobierno de Jorge Sapag, denunciarla y darla a conocer en todo el País, como así también las hechas en otras provincias en el resto del país.

11.   Anular las concesiones petroleras y nos pronunciamos contra las nuevas entregas como los programas Gas Plus, Petróleo Plus, y Refino Plus.

 

Solo recuperando nuestros recursos energéticos podremos resolver los problemas de abastecimiento  energía, por lo tanto de salud educación, trabajo y salarios dignos.

 

 

Entregar el petróleo es como entregar nuestra bandera

Gral. Enrique Mosconi

 

____________________________________________________________________________________________________

 

Autoconvocados por la Nacionalización del Gas, el Petróleo y todos los recursos energéticos

 

El 24 de agosto próximo pasado, el Foro Patriótico y Popular participó, junto a otras organizaciones y un conjunto de Diputados Nacionales, de un debate en el Congreso de la Nación sobre petróleo y en oposición al nuevo proyecto de ley sobre hidrocarburos (llamada "ley corta") inspirado por el Ejecutivo Nacional. Seguidamente, reproducimos las opiniones del Dr. Horacio Micucci (quien representó al FPyP), desarrolladas posteriormente, para su difusión como contribución al homenaje al Dr. Silenzi de Stagni, a diez años de su muerte.

 

 Estatizar desde el subsuelo hasta el surtidor...


A diez años del fallecimiento de Adolfo Silenzi de Stagni: Su lucha sigue vigente... 

 Por Dr. Horacio Micucci

Miembro del Consejo Nacional del Foro Patriótico y Popular y ex integrante del Movimiento Nacional de Defensa del Petróleo Argentino (MONADEPA).

El Dr. Silenzi de Stagni perteneció a esa pléyade de hombres que fueron símbolo de la defensa del patrimonio nacional en esta Argentina dependiente y desgarrada por la opresión imperialista y de sus aliados nativos. Su nombre es sinónimo de la defensa del patrimonio petrolero. No tendrá sucesores individuales. La clase obrera y el pueblo serán sus continuadores.

 

SUS IDEAS

En sus textos, siempre en polémica con los defensores de todas las formas del privatismo, hay respuestas a la política petrolera actual. En su discurso junto a la tumba del General Mosconi, el 12 de diciembre de 1987, explicando ese homenaje, decía: “Lo hacemos no sólo para recordar su memoria, para destacar que ha sido el militar más preclaro que han tenido las FF.AA. en el curso del siglo, sino también, porque creemos que éste es el recinto adecuado para comprometernos a luchar por la defensa de lo que hemos sostenido en toda una vida, sin ningún tipo de claudicación ni de des-canso: el petróleo que se encuentra yacente en nuestro subsuelo es propiedad exclusiva e inalienable del pueblo argentino y sólo debe ser explotado en beneficio del pueblo argentino que está representado por Yacimientos Petrolíferos Fiscales.”. Y continuaba: “No admitimos ningún tipo de transacción con este principio. No creemos en la “ayuda” de las compañías privadas, sean extranjeras o nacionales, y es por ello que estamos enfrentados a toda la política económica y petrolera del actual gobierno. La defensa del petróleo no es más que un frente de lucha por la liberación nacional de manera que no parcializamos lo que debe ser una auténtica liberación política, económica y social del pueblo argentino. Si concentramos nuestro esfuerzo en esta sola trinchera es porque la consideramos, sin duda alguna, la más importante.”

Se opuso a todo tipo de privatismo petrolero: el contrato de la California en el primer período del General Perón, los contratos de Frondizi-Frigerio, la políticas de las Dictaduras, la política alfonsinista, la menemista, etc..

Hoy, la crisis energética demuestra el fracaso del privatismo, en sus formas extremas o moderadas, ya que todas se aplicaron. Silenzi de Stagni tenía razón.

 

 EL CAPITAL SE FORMA EN CASA...

Ante las propuestas de quienes sostenían que era preciso “achicar el Estado, desregular y abrir la economía para que ingresen las inversiones extranjeras y los empréstitos de los organismos financieros internacionales” transcribía en su libro Claves para una política petrolera nacional, de 1983, su intervención en la Sexta Conferencia Nacional de Abogados en 1959: “¿Cómo se capitaliza un país?. (...) La explotación del petróleo puede ser uno de los caminos más rápidos para capitalizar el país, por cuanto es la actividad de mayor lucratividad que se conoce en el mundo. ¿Pero que ha ocurrido? En lugar de extraerlo por cuenta nuestra a través de YPF, entregamos a empresas extranjeras  las mejores áreas localizadas y cubicadas por esta repartición oficial, firmando contratos leoninos y sin precedentes en el extranjero.”

 

OPOSICIÓN A LA ENTREGA DE ÁREAS A EMPRESAS PRIVADAS

Se opuso a todos los contratos y concesiones hechas a empresas privadas por todos los gobiernos.

Referido a los llamados “contratos especiales” decía en el libro citado: “Este tipo de contratos se suscribieron el Argentina durante los gobiernos de los presidentes Arturo Frondizi, del General Juan Carlos Onganía  y del General Jorge Rafael Videla. ¿Por qué se los califica de especiales a es-tos contratos? Son especiales porque a ningún país del mundo se le hubiera ocurrido entregar la ex-plotación de áreas ya descubiertas, con reservas cubicadas, con pozos en producción y planes de desarrollo en marcha.” Sostenía que, de todo el capital necesario para extraer petróleo, el 85% co-rresponde a los gastos de exploración y puesta a punto de la extracción. El resto es sólo un 15%. Por eso ninguna empresa del mundo entrega áreas ya exploradas y puestas en producción ya que efec-tuada la mayor parte del gasto, lo que viene luego es el momento de recuperar lo invertido. Hacer concesiones o contratos de explotación en ese momento es regalar las ganancias.

Se opuso a esos contratos y su renegociación posterior, entre otros, por Alfonsín y que llega-ron hasta la privatización total menemista, a la cual también se opuso. ¿Qué tenían todos estos con-tratos en común? Que se asentaban en áreas exploradas y puestas en explotación por YPF. De esa manera crecieron grandes fortunas: Pérez Companc, Bridas, Pluspetrol, Astra, Compañía General de Combustibles, etc. Y aumentaron sus ganancias otras como Occidental Petroleum, heredera de un contrato de la Banca Loeb de la época de Frondizi. Los “contratistas” extraían el petróleo explorado y puesto en condiciones de extracción por YPF y se lo vendían a ésta a precios muy superiores a los costos que tenía YPF en áreas próximas y similares. Por eso YPF perdía.

Silenzi escribía en diciembre de 1987, en el Boletín Nº 2 del MONADEPA, refiriéndose a  los contratos de Locación de Obra en la época de Alfonsín: “Supongamos que tengo un campo (...) pero necesito un pozo para tener agua. Llamo a un pocero (...) El hombre termina la obra, yo le pago y se va. No se queda al lado del pozo y me vende el agua por veinte años. En los contratos  petroleros que el Gobierno dice que son de locación de obra las empresas contratistas se quedan al lado del pozo y le venden a YPF el petróleo. ¡Y encima al precio internacional!.”

Hoy, muchos defienden el otorgamiento de beneficios económicos a las empresas privadas para que exploren, ante el agotamiento de reservas petroleras y gasíferas. Hay un proyecto del Gobierno en ese sentido. ENARSA se convierte en cobertura de la entrega de áreas marítimas redituables al precio actual. Hay quien cree en reediciones del Plan Houston de Alfonsín. En una carta al SUPE de fecha 9-9-1987, Silenzi decía: “Se necesita una oposición firme y clara en contra de la política que ha puesto en marcha el actual gobierno con el Plan Houston, el Plan Olivos y la reestructuración de YPF.”

 

UN NACIONALISTA REVOLUCIONARIO

En una carta de fecha 25 de abril de 1988, dirigida a Saúl Ubaldini , Secretario de la CGT, indicaba que el capital necesario para resolver los problemas del pueblo, “se forma en casa”. “Y lo único que falta es que el Congreso se decida a sancionar la nacionalización integral de la industria del petróleo con el monopolio exclusivo de Yacimientos Petrolíferos Fiscales. Tenemos conciencia de que ésta es una medida revolucionaria pero sin medidas revolucionarias no hay liberación nacional. Si no se cortan de cuajo todas aquellas ataduras que han consolidado la dependencia política, eco-nómica, financiera y aún cultural y militar, los gobiernos democráticos o de facto de turno serán dóciles instrumentos de las directivas que nos impongan desde los centros del poder político y económico mundial.”

 

PETROLEO, MALVINAS Y DEFENSA NACIONAL

En su libro Claves para una política petrolera nacional escribía: “Las Fuerzas Armadas no pueden ignorar que la seguridad y el desarrollo económico son términos ligados por una relación de mutua causalidad” (...) “En relación con el petróleo y la defensa nacional es obvio que no es lo mismo para el abastecimiento de las necesidades logísticas de la Fuerzas Armadas que ellas estén cubiertas por una empresa estatal que por una transnacional con casa matriz en EE.UU. O Gran Bretaña.”
Defensor de la Reconquista de Malvinas en 1982, escribió en su libro Las Malvinas y el petróleo-Volumen 2: “Estoy convencido que la derrota militar no debe, de ninguna manera, invalidar la lucha contra el colonialismo iniciada el 2 de abril”. Opositor a la reiniciación de las relaciones diplomática y comerciales con Gran Bretaña y a lo que hoy llamamos desmalvinización decía: “Son muchos los que desean cubrir con un manto de olvido y de silencio lo acontecido entre el 2 de abril y el 14 de junio.” (...) “Es evidente que, en estos momentos hay un enfrentamiento ético e ideológico sobre el camino que debe seguir la Argentina: Llevar la empresa de la reconquista del 2 de abril hasta sus últimas consecuencias, o llevar la rendición del 14 de junio hasta sus últimas consecuencias.”

 

SUS PROPUESTAS ESTÁN VIGENTES

La renta petrolera argentina enriquece a las petroleras privadas. Se propugnan proyectos de ley de entrega de nuestro petróleo y gas, con empresas mixtas de exploración y explotación del petróleo. Las concesiones violan hasta la propia ley de Onganía Nº 17319.

Silenzi de Stagni era partidario de una empresa nacional, estatal, monopólica y eficiente para la exploración, explotación, destilación, distribución y comercialización de los hidrocarburos. En un comunicado del MONADEPA del 25 de mayo de 1987 proponía: “Anulación o rescisión, según el caso, de todos los contratos de explotación de áreas petroleras descubiertas por YPF y que fueron ad-judicadas a empresas privadas nacionales (...), extranjeras o mixtas. Creación de una Comisión Na-cional Investigadora sobre petróleo, similar a la que la Cámara de Diputados constituyó en 1964, a los efectos de examinar la política petrolera practicada desde el gobierno del General Onganía hasta el presente. Nacionalización integral de la industria petrolera, otorgando a YPF el monopolio de la explo-ración, producción, transporte, destilación y comercialización del crudo y derivados. Rechazo de cual-quier tipo de contrato de exploración y/o explotación, como también de empresas mixtas entre YPF y compañías privadas nacionales o extranjeras.”

Asumimos el compromiso de llevar sus banderas al triunfo.

 

14 de Julio de 2006

Conferencia de Prensa por el lanzamiento de la campaña popular por la Nacionalización del Petróleo, el Gas y todos los recursos energéticos. Declaración conjunta: Autoconvocados – COCEPA – MORENO – Grupo Petróleo. Planilla para juntar firmas.

 

Petróleo y Gas: ¡Nacionalización YA!

 

Los ex trabajadores de YPF y Gas del Estado, las organizaciones sociales, políticas, de derechos humanos, gremiales, de desocupados, cooperativistas y estudiantiles, y los diputados, personalidades y dirigentes abajo firmantes iniciamos una campaña por un millón de firmas por la nacionalización del petróleo y el gas argentinos, que culminará el próximo 13 de diciembre, Día del Petróleo Nacional, con la realización de marchas y actos en todo el país.

Argentina es hoy el único país del mundo cuyos hidrocarburos están totalmente en manos extranjeras. Además, en nuestro país las multinacionales petroleras pagan los impuestos más bajos, que se calculan según sus propios informes, sin ningún control del Estado y encima los evaden, como reconoció la AFIP.

La nacionalización del petróleo y el gas dispuesta por el gobierno de Bolivia, fruto de la lucha de años de ese pueblo hermano, fue un paso soberano y demuestra que se puede. Defendemos solidariamente esa medida, convencidos de que también aquí es preciso avanzar en la recuperación del petróleo y el gas, recursos estratégicos y no renovables.

Mientras se avecina una crisis energética, Repsol y las mismas multinacionales que operan en Bolivia se llevan de Argentina $ 42.000 por minuto. Ganan fortunas, las giran afuera, nos dejan pobreza, contaminan y agotan nuestras reservas, favorecidos por las políticas entreguistas que siguen con el actual gobierno, como lo demuestra su proyecto de ley de nuevos beneficios impositivos a las petroleras.

Hay que parar cuanto antes ese saqueo vergonzoso. La renta petrolera debe estar al servicio de las necesidades de nuestro pueblo, y no de las multinacionales. Por eso reclamamos:

1.                  Nacionalización integral del petróleo, el gas y todos los recursos energéticos, y potestad soberana de la Nación sobre el subsuelo. La provincialización adoptada por la reforma constitucional de 1994 es el subterfugio a través del cual se canalizan los negociados.

2.                  Reestatización de YPF y Gas del Estado, anulando esas privatizaciones sin indemnización. Por una empresa de hidrocarburos estatal, integrada, monopólica y eficiente, bajo control democrático de sus trabajadores y consumidores, único camino para lograr una política genuinamente nacional y revertir la caída en la exploración y explotación.

3.                  Derogación de los recientes convenios entre Enarsa y las petroleras para explorar y explotar áreas de la plataforma submarina, lo que es una gravísima abdicación de la soberanía. Defensa de la riqueza petrolera potencial del mar que rodea a nuestras Malvinas.

4.                  Contra la prórroga de contratos y anulación de la licitación de áreas convocada por varias provincias, que siguen desguazando nuestro subsuelo.

5.                  Suspensión inmediata de la exportación de gas y petróleo. Es agraviante e injusto que el país sufra cortes y escasez de energía, mientras las multinacionales siguen exportando con pleno aval oficial.

6.                  Basta de legalizar el saqueo. Anulación de las normas que le permiten a las petroleras sacar del país el 70% de las divisas por exportaciones. No al proyecto de ley del gobierno que pretende extender a las empresas petroleras los beneficios impositivos prebendarios ya otorgados a las mineras.

7.                  No al engaño de una seudo-nacionalización vía la participación accionaria privada o estatal en Repsol-YPF, como ahora intenta el gobierno en Aerolíneas. Como decía el Gral. Mosconi, “la organización fiscal y la privada no pueden coexistir porque representan intereses antagónicos”.

8.                  Investigación de todos los negociados petroleros y gasíferos, cuyo origen está ligado a la implantación de la deuda externa ilegítima y fraudulenta. Por el fin de la impunidad y la correspondiente penalización de esos dolos. Que la Justicia Federal dé mayor impulso a la causa 8568/99 presentada por ex trabajadores de YPF, donde se investiga la venta dolosa de acciones de YPF a manos de Repsol.

9.                  Por una integración energética latinoamericana a partir de empresas estatales, en beneficio de los pueblos y para avanzar en la independencia económica y política del imperialismo.

10.               No a la represión y las persecuciones contra los trabajadores petroleros y sus luchas. Libertad a los presos de Las Heras e inmediato retiro de la Gendarmería de esa localidad.

 

 

¡Fuera Repsol y demás multinacionales de Argentina y de Bolivia!

Petróleo y Gas: ¡Nacionalización Ya!

 

 

20 de Junio de 2006

Con motivo de la visita del Presidente Kirchner a España

 

Con motivo de la visita del Presidente Kirchner a España, se han revelado negociaciones con Repsol. Los anuncios de la empresa indican una anticipación para el trienio 2007-2009 de inversiones por U$S 2.000 millones, inicialmente previstas para más adelante.

La propaganda oficial pretenderá exhibir tales hechos como una confirmación del carácter exitoso del viaje. Y, principalmente como una resultante positiva de su política hidrocarburífera.

La realidad es que nuestro gobierno, en lugar de seguir el camino que marcaron el pueblo y el gobierno bolivianos nacionalizando el petróleo y el gas toma el rumbo contrario y ratifica la entrega de nuestros recursos energéticos a las empresas extranjeras.

Frente a ello, organizaciones y personalidades de Autoconvocados, COCEPA, Grupo Petróleo y MORENO, unidas en la exigencia de la inmediata nacionalización del petróleo y gas manifestamos lo siguiente:

 

·                    Que es falso que REPSOL sea una empresa consustanciada con los intereses de nuestra nación y nuestro pueblo. Por el contrario, REPSOL, al igual que las otras multinacionales petroleras, ha mantenido una política depredatoria de nuestras riquezas, guiada por el excluyente objetivo de su propio beneficio.

·                    Que REPSOL en el ejercicio de su gestión empresaria viene cometiendo varios ilícitos. Algunos, admitidos, pero no sancionados, como su fraudulenta manifestación de reservas. Otros denunciados penalmente.

·                    REPSOL desde la liquidación de YPF y Gas del Estado, ha llevado a cabo una sistemática acción de vaciamiento de nuestro subsuelo y de desvío de la renta hidrocarburífera. Para ello ha contado con la connivencia de los sucesivos gobiernos. Situación que se mantiene y se profundiza hasta nuestros días.

·                    Mas de la mitad de las ganancias globales de REPSOL se generan en nuestro país. Sin embargo, reinvierte en la Argentina una fracción minoritaria de las mismas, y vuelca la renta petrolera argentina en exploración y explotación en destinos mas rentables.

·                    Todo lo anterior habilita a pensar que las nuevas inversiones significarán nuevos peldaños en el agotamiento de nuestras reservas y mayor expoliación de nuestras riquezas.

·                    Nuestro país ha perdido el autoabastecimiento petrogasífero. Esto es una consecuencia directa de la privatización de YPF y Gas del Estado y de la voracidad de las multinacionales del ramo. Mientras pasamos a importar gas y combustibles REPSOL, Pan American, TOTAL, Petrobras, Chevron los sustraen a las necesidades nacionales exportándolos desaprensivamente,  incluso generando autoventas a testaferros, fronteras afuera, a valores de subfacturación lo que constituye un grave delito.

·                    El gobierno ha establecido con REPSOL una relación preferencial. Por lo cual soslaya toda referencia a sus nefastos papel y práctica desplegados en nuestro país.

·                    No será este el sendero para rescatar nuestros recursos y recuperar la Renta. Este camino irremediablemente nos despeñará en una crisis energética de gravísimas consecuencias.

Por esto decimos:

 

BOLIVIA PUDO

SIGAMOS SU CAMINO

PETROLEO Y GAS: ¡NACIONALIZACION YA!

 

 

20 de Junio de 2006

Petróleo y gas: ¡Nacionalización ya! (Ver volante conjunto)

Documento conjunto: Autoconvocados por la nacionalización del petróleo, COCEPA, Grupo “Petróleo”, MORENO

 

Ayer, en 1922, el General Enrique mosconi, fundador de YPF, decía: Entregar el petróleo es entregar la bandera”. Hoy, 20 de junio de 2006, Día de la Bandera, afirmamos: Recuperar el petróleo es recuperar nuestra bandera”.

 

La nacionalización del petróleo y el gas dispuesta por el gobierno de Bolivia, fruto de la lucha de años de ese pueblo hermano, fue un paso soberano y demuestra que se puede. Defendemos solidariamente esa medida, convencidos de que también aquí es preciso avanzar en la recuperación del petróleo y el gas, recursos estratégicos y no renovables.

Argentina es hoy el único país del mundo cuyos hidrocarburos están totalmente en manos extranjeras. Además, en nuestro país las multinacionales petroleras pagan los impuestos más bajos, que se calculan según sus propios informes, sin ningún control del Estado, y encima los evaden.

Mientras se avecina una crisis energética, Repsol y las mismas multinacionales que operan en Bolivia se están llevando de Argentina $ 42.000 por minuto. Ganan fortunas, las giran afuera, nos dejan pobreza, contaminan y agotan nuestras reservas, favorecidos por las políticas entreguistas que siguen con el actual gobierno.

Hay que parar cuanto antes ese saqueo vergonzoso. La renta petrolera debe estar al servicio de las necesidades de nuestro pueblo, y no de las multinacionales. Por eso las organizaciones políticas, sociales, gremiales, estudiantiles y de desocupados abajo firmantes reclamamos:

1.       Nacionalización integral del petróleo, el gas y todos los recursos energéticos, y potestad soberana de la Nación sobre el subsuelo. La provincialización adoptada por la reforma constitucional de 1994 es el subterfugio a través del cual se canalizan los negociados.

2.       Reestatización de YPF y Gas del Estado, anulando esas privatizaciones sin indemnización. Por una empresa de hidrocarburos estatal, integrada, monopólica y eficiente, bajo control democrático de sus trabajadores y consumidores, único camino para lograr una política genuinamente nacional y revertir la caída en la exploración y explotación.

3.       Derogación de los recientes convenios entre Enarsa y las petroleras para explorar y explotar áreas de la plataforma submarina, lo que es una gravísima abdicación de la soberanía. Defensa de la riqueza petrolera potencial del mar que rodea a nuestras Malvinas.

4.       Contra la prórroga de contratos y anulación de la licitación de áreas convocada por varias provincias, que siguen desguazando nuestro subsuelo.

5.       Suspensión inmediata de la exportación de gas y petróleo. Es agraviante e injusto que el país sufra cortes y escasez de energía, mientras las multinacionales siguen exportando con pleno aval oficial.

6.       Basta de legalizar el saqueo. Anulación de las normas que le permiten a las petroleras sacar del país el 70% de las divisas por exportaciones. No al proyecto de ley del gobierno que pretende extender a las empresas petroleras los beneficios impositivos prebendarios ya otorgados a las mineras.

7.       No al engaño de una seudo-nacionalización vía la participación accionaria privada o estatal en Repsol-YPF, como ahora intenta el gobierno en Aerolíneas. Como decía el Gral. Mosconi, “la organización fiscal y la privada no pueden coexistir porque representan intereses antagónicos”.

8.       Investigación de todos los negociados petroleros y gasíferos, cuyo origen está ligado a la implantación de la deuda externa ilegítima y fraudulenta. Que la Justicia Federal dé mayor impulso a la causa 8658/99 presentada por ex trabajadores de YPF, donde se investiga la venta dolosa de acciones de YPF a manos de Repsol. Por el fin de la impunidad y la correspondiente penalización de esos dolos.

9.       Por una integración energética latinoamericana a partir de empresas estatales, en beneficio de los pueblos y para avanzar en la independencia económica y política del imperialismo.

10.   No a la represión y las persecuciones contra los trabajadores petroleros y sus luchas. Libertad a los presos de Las Heras e inmediato retiro de la Gendarmería de esa localidad.

 

¡Fuera Repsol de Argentina y de Bolivia!

Petróleo y gas: ¡nacionalización ya!