Mesa de trabajo

por la soberanía en las Islas Malvinas, Georgias del Sur, Sándwich del Sur, mares adyacentes, Antártida Argentina y por el relevamiento de nuestras 350 millas

Debates

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


“Las declaraciones, cuando son emitidas aún de bajo perfil, por autoridades, llevan la impronta de aquello que se reconoce dentro del paquete de ‘la conducta del actor’, y por ende reclaman una cuidadosa atención...” 

 

Dr. Camilo Rodríguez Berrutti, 7-1-1993

 

 

Fue sin querer queriendo

 

por Eduardo Mariano Lualdi,

Coordinador Nacional del Foro Patriótico y Popular

 

Hace un tiempo, en abril del corriente, en la provincia de Salta, se editó el manual de 5º grado “Enciclopedia de Mi Provincia: Salta”, en el que figuraban como de soberanía británica, nuestras Islas Malvinas. Decía, en letras bien legibles “Falkland Islands” y no Malvinas Argentinas.

Como suele acontecer en estos casos, el gobernador Urtubey le exigió explicaciones a la ministra de Educación, Marta Torino, quien negó, como corresponde, toda responsabilidad. La Dra. Torino, a su vez, le pidió explicaciones al Secretario de Educación, quien también negó responsabilidad alguna. Este, le exigió explicaciones al subsecretario, quien, obviamente también, negó su participación y reclamó las correspondientes al subsecretario del subsecretario del subsecretario.

La interminable burocracia salteña siguió hasta el último en la grilla estatal provincial. Al final el asunto terminó en una graciosa explicación dada por el Dr. Colombo Murúa: la publicación del nombre británico para nuestras Islas solo se trató de un “recurso pedagógico”. Lo que no aclaró el mencionado doctor fue que se trató de un recurso pedagógico de los británicos.

Suponemos que los ingleses corrieron presurosos a comprar decenas de esos manuales. Ellos también saben de la doctrina del stoppel a la que hemos dedicado atención, publicando los trabajados muy especializados del Dr. Camilo Rodríguez Berruti, quien integra la Mesa de Trabajo por la Soberanía. A quien le interese abundar sobre esta doctrina, la sugerimos dirigirse a www.mesaporlasoberania.com.ar, en donde están publicados algunos de sus aportes. Y en nuestra página www.lanuevahuella.com.ar, también encontrarán otros, en donde se abordan cuestiones vinculadas a la causa de Malvinas desde la óptica del stoppel.

En cualquier país que se precie, desde el gobernador para abajo en la lista de responsabilidades políticas, habrían ido a sus casas a continuar con sus vidas fuera de la esfera de las tareas de gobierno. Pero es la Argentina de los Drs. Kirchner, en la que se puede calificar la reconquista patriótica de nuestras Islas Malvinas como una “cobarde agresión” a un diario británico. O se puede entregar el yacimiento Cerro Dragón —la reserva estratégica de petróleo de la Argentina—, hasta su agotamiento a una empresa de mayoría británica, Panamerican. Es la Argentina en la que se paga a los usureros internacionales y se hace una fiestita en el Salón Blanco de la casa Rosada; en la que la Coordinadora General de COPLA dice que con Gran Bretaña tenemos un problema de límites, como con Chile o como con Uruguay. ¡Para qué abundar en ejemplos! Es la Argentina del chamuyo, verso, sanata, blabeta, macana, milanesa, musa o mentira kirchnerista (que no es poca y es peligrosa), para decirlo en el abundante y florido lunfardo rioplatense.

En aquella oportunidad, el ministerio de Defensa a cargo de la Dra. Garré exigió explicaciones a las autoridades salteñas, las que bien podrían haberle exigido a la ministra las propias, por aquel Decreto en el que convocó a conmemorar la Guerra de Malvinas el 14 de junio, Decreto que luego mereció otro para enmendar la afrenta.

Ahora tenemos ante nuestros ojos otro hallazgo, talvez otro “recurso pedagógico” del que habla el Dr. Colombo Murúa en referencia al manual salteño. El folleto del Ciclo Anual de Conferencias sobre Intereses Marítimos de la República Argentina y la Defensa Nacional “Almirante Storni” ,del 21 de agosto de 2008. El mencionado folleto oficial está ilustrado con un mapa inglés. Allí dice, Falkland Islands, Port Stanley. En un folleto sobre intereses marítimos argentinos y bajo el nombre del “Almirante Storni”, nuestros gobernantes publican un mapa inglés.   

Así es la Argentina kirchnerista: entre desendeudamientos, mares de efedrina y tren bala, queda poco tiempo para estas zonceras de mapas y soberanía. Nuestros gobernantes están ocupados en cosas serias, no en banalidades como la defensa de los territorios usurpados por el imperialismo inglés o en garantizar el relevamiento en tiempo y forma de la Plataforma Continental Argentina. Ahora la Dra. Garré o la propia Dra. Cristina Fernández de Kirchner, quien figura como autoridad en el mencionado folleto en  su cargo de Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas, pueden aducir razones pedagógicas como sugiere la “doctrina Colombo Murúa” surgida en la Salta de Urtubey, para casos en que manuales estudiantiles o folletos oficiales humillen la soberanía de los argentinos y menoscaben la integridad territorial de nuestra patria.

17 de septiembre de 2008