Mesa de trabajo

por la soberanía en las Islas Malvinas, Georgias del Sur, Sándwich del Sur, mares adyacentes, Antártida Argentina y por el relevamiento de nuestras 350 millas

Análisis

 

 

 

 

 

 

 


Del dicho al hecho

 

Por Eduardo Mariano Lualdi

Coordinador Nacional del Foro Patriótico y Popular

2 de febrero de 2010

 

A vosotros se atreve ¡Argentinos!
El orgullo del vil invasor,
Vuestros campos ya pisa contando
Tantas glorias hollar vencedor.
Mas los bravos que unidos juraron
Su feliz libertad sostener,
A esos tigres sedientos de sangre
Fuertes pechos sabrán oponer.

Himno Nacional Argentino

 

 

Dice la noticia:

 

  “El inminente inicio de actividades de perforación petrolera en la plataforma continental, en el archipiélago austral, abrió un nuevo capítulo de tensión diplomática con el Reino Unido por la soberanía de las Malvinas.

 La Cancillería citó ayer a la embajadora británica en el país, Shan Morgan, para manifestarle por medio de una nota formal la "enérgica protesta" de la Argentina "por el inicio de actividades de perforación petrolera al norte de las islas Malvinas". La diplomática no se presentó, pues se encuentra de vacaciones, y asistió en representación del gobierno británico el encargado de Negocios, Simon Thomas. El jefe de gabinete de la Cancillería, Alberto D´Alotto, transmitió el malestar oficial.

 "Lo que están haciendo es ilegítimo porque vulnera la soberanía, los derechos y los recursos de la Argentina. La posición de la Argentina es clara en cuanto a defender y preservar nuestros derechos en las islas", enfatizó el canciller Jorge Taiana, luego de la presentación, en un encuentro con periodistas.

 En la nota, que la embajada británica remitió a Londres, el gobierno nacional rechazó "firmemente la pretensión del Reino Unido de autorizar la realización de operaciones de exploración y explotación de hidrocarburos en el área de la plataforma continental argentina".

 En tanto, desde la embajada británica en Buenos Aires ratificaron que, pese a la protesta, los isleños tienen derecho a buscar petróleo en las Malvinas y aguas circundantes. Además, voceros de la representación diplomática manifestaron que el Reino Unido no tiene "ninguna duda" de su soberanía sobre las islas. "El gobierno de las islas tiene derecho a desarrollar su industria de hidrocarburos dentro de sus aguas y ha sido una política tradicional del gobierno británico apoyar esto", dijo un vocero de la embajada.” La Nación, 3 de febrero de 2010-02-03

 Aquí la protesta; pero en paralelo se avanza, por ejemplo, en los planes para el desmantelamiento de la Base de Submarinos de Mar del Plata, cuyo emplazamiento está vinculado a la defensa de la Plataforma Continental Argentina y por ende, de nuestros territorios ocupados.

 La propuesta de instalar locales para distintos emprendimientos al precio de US$ 300.000 cada uno en áreas cercanas a la Base de Submarinos, solo puede entenderse como el paso previo a su desmantelamiento definitivo.

 ¿En cuánto se redujo el presupuesto para la Defensa Nacional? En decenas de millones de pesos. Mientras se pelean por cómo repartir el llamado Fondo del Bicentenario (nombre que constituye una verdadera afrenta de los Drs. Kirchner contra los padres de la Patria) entre los banqueros amigos Britos, Ezkenazi, Heller y los fondos de usureros internacionales, el hambre, la miseria y la indefensión campean alegremente.

 ¿Qué efectos pueden tener estas protestas cuando desde el gobierno nacional se lleva delante de manera sistemática el desmantelamiento del sistema de defensa nacional? ¿Qué efectos pueden tener estas protestas formales, que en derecho internacional se las caracteriza como una forma de “huir por Derecho”, si el gobierno nacional sostiene los Acuerdos de Madrid los que fueron y son absolutamente perjudiciales a los intereses de la Nación? ¿Porqué se sostiene a como de lugar, la llamada Ley de Garantía a las Inversiones británicas, por la cual el Estado argentino, que es el Estado agredido por la potencia colonial, se ve obligado a garantizarle al usurpador sus negociados en nuestra Patria?

 ¿Para qué pueden servir estas protestas cuando el propio Poder Ejecutivo le entregó a la British Petroleum en concesión hasta a su agotamiento, la principal reserva de petróleo, Cerro Dragón, a través de la empresa Panamerican Energy?

 El gobierno nacional quiere imponer a Mario Blejer como nuevo director del Banco Central de la República Argentina; pero se debe recordar que este hombre del grupo Irsa (grupo presidido por Eduardo Elzstain, zar de la oligarquía sojera argentina e íntimo en los negocios con los Drs. Kirchner), fue miembro del directorio del Banco Central de Inglaterra, cargo al cual solo pudo acceder por decisión de su Majestad británica.

¿Qué puede temer de estas protestas el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte cuando el gobierno argentino autoriza a un magnate inglés, Joe Lewis, a instalar un aeropuerto del tamaño del Jorge Newbery de Buenos Aires en Río Negro, en el que pueden descender aviones de gran porte como los que utiliza la OTAN, a solo dos horas de Malvinas?

 ¿Qué efecto puede tener la protesta de la diplomacia argentina ante el usurpador por el despojo de los recursos hidrocarburíferos argentinos, si en la explotación petrolera en Malvinas participa Repsol, empresa de la que ha adquirido casi el 15% de acciones el grupo de Ezkenazi, socio directo e íntimo de los negociados de los Drs. Kirchner?

  “Del dicho al hecho hay un largo trecho” dice el refranero popular. Este es el comportamiento del gobierno de los Drs. Kirchner: dicen una cosa, pero hacen otra. Podríamos enumerar decenas de ejemplos de esta “cualidad” política del matrimonio presidencial. Es el llamado doble discurso de un gobierno que se autoproclama “nacional y popular” pero solo constituye un jalón más en el proyecto de entrega nacional y liquidación de la soberanía de la Patria.

 La protesta es estéril como ha sido hasta ahora, sino median medidas verdaderas en defensa de nuestros territorios usurpados y los que aspira a colonizar el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte bajo el paraguas de la Unión Europea y en alianza estratégica con EE.UU. La denuncia de los Acuerdos de Madrid,  la derogación de la Ley de Garantía a la Inversiones británicas y la suspensión de los pagos de la deuda externa con los británicos, serían, por ejemplo, tres medidas que tendrían el respaldo del pueblo argentino y mostraría la voluntad de una Nación de honrar, en su Bicentenario, su decisión de ser efectivamente una nación "libre de todo dominio extranjero", en la que se cumpla el sueño belgraniano de ¡Ni amo viejo ni amo nuevo! ¡Ningún amo! Una Nación que haga efectiva su soberanía e integridad frente a la voracidad colonial e imperial de las potencias mundiales.