Mesa de trabajo

por la soberanía en las Islas Malvinas, Georgias del Sur, Sándwich del Sur, mares adyacentes, Antártida Argentina y por el relevamiento de nuestras 350 millas

Debates

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


Comunicado

8 de noviembre de 2008

 

El gobierno de los Drs. Kirchner parece sorprendido por las modificaciones introducidas a la "Constitución" de los kelpers. Como ocurrió en 2005, cuando los responsables de la cuestión Malvinas con el Dr. Bielsa a la cabeza, aparecieron permisivos ante las decisiones de la Unión Europea que en su "Constitución" declaraban territorios de ultramar de soberanía británica y asociados a la UE a nuestros territorios de Malvinas, San Pedro (Georgias del Sur), Santiago (Sándwich del Sur) y Sector Antártico Argentino. En aquella oportunidad,  el Dr. Kirchner con el concurso del Dr. Bielsa y todos los encargados de la cuestión Malvinas, toleraron que en nuestro territorios los ciudadanos españoles votaran un texto que decía que las Malvinas y demás archipiélagos australes, mares adyacentes y Sector Antártico Argentino son británicos.

 

Tiempo después, a pesar del sostenido ocultamiento que la Cancillería y sus responsables hicieron, quienes integramos el FPyP encontramos la resolución del 27 de noviembre de 2001, en la que el Consejo de la UE declara de soberanía británica asociada a la UE a nuestros territorios. Esta Resolución vence en 2011, deberían los numerosos funcionarios del ministerio de Relaciones Exteriores dedicarse ya, sin retrasos, a denunciar esta Resolución del Consejo de la UE para no aparecer nuevamente “sorprendidos” por los hechos.

 

Ahora se difunde la especie de que esta resolución es sorpresiva. Falso. El texto modificatorio de la llamada “Constitución” de los kelpers estaba en internet hace muchos meses. En las páginas de la diplomacia británica se señalaba octubre como el mes en que esos cambios serían efectivos.

 

La viga maestra de la diplomacia argentina son los llamados Acuerdos de Madrid de 1989 y 1990. Estos Acuerdos, junto a los acuerdos y/o entendimientos secretos, han llevado a nuestra Nación a una situación gravísima. Los responsables de conducir la cuestión Malvinas han retrotraído nuestra posición por detrás de la Resolución Nº 1514, la Resolución 2065, al permitir al usurpador obtener reservas de derechos de soberanía mediante el Acuerdo de octubre de 1989, y luego consolidado su situación con todos los Acuerdos, Tratados y Entendimientos públicos y/o secretos promovidos por la Cancillería argentina durante los distintos gobiernos que se sucedieron desde el último turno dictatorial de Bignone hasta el actual de los Drs. Kirchner.

 

La diplomacia argentina, la diplomacia de la rendición, defendió hasta ahora ese curso de acciones, el que modificó el carácter del diferendo de soberanía que la Argentina tiene con los británicos. Lo redujo a un diferendo de soberanía, pero diluyó la controversia central que es la ocupación militar de nuestros territorios. Con los británicos no tenemos un problema de límites como dice la Cancillería argentina a través de algunos de sus más conspicuos representantes, se trata de una usurpación colonial, una usurpación producto de la ocupación militar de una potencia extranjera, el imperialismo inglés.

 

Giramos el texto que los británicos difundieron hace meses y que ha sido objeto de estudios po nuestra parte. Recordamos que en el Plenario por la Soberanía en Malvinas, Islas del Atlántico Sur, Sector Antártico Argentino y Plataforma Continental Argentina, esta cuestión fue expresamente planteada.

 

Foro Patriótico y Popular

8 de noviembre de 2008

 

Texto adjunto Constitución Kelpes